Causas

¿Por qué se produce?

En la mayoría de los casos, la constipación se debe a un mal funcionamiento del intestino grueso, el recto o el ano. Este mal funcionamiento puede ser provocado por diferentes problemas (solos o combinados):
 
1) El intestino grueso no se contrae adecuadamente y no genera los movimientos necesarios para hacer avanzar las heces hasta el recto (no se genera el movimiento peristáltico). En estos casos la materia fecal pasa por el intestino grueso de una manera muy lenta permaneciendo mucho tiempo en este lugar por lo que pierde agua y se convierte en heces más duras y secas.
 
2) El recto no tiene sensibilidad y, por lo tanto, cuando llegan las heces no las detecta y no genera la sensación de ganas de evacuar, acumulándose la materia fecal en el recto.
 
3) Alteración o falla en el momento de defecar. Esto puede ocurrir bien porque el ano se contrae en vez de relajarse, lo que impide el paso de las heces; o bien porque no se ejerza la suficiente contracción de los músculos del abdomen para generar la fuerza necesaria para evacuar las heces acumuladas en el recto.

Contacto

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje

captcha

Complete el código que ve arriba

×