Causas

¿Qué la produce?

A veces no hay una única razón por la cual una persona puede sufrir de constipación; los factores que aumentan el riesgo de padecer esta dolencia pueden ser:

 

Estilo de vida:

  • El estilo de vida moderno, que nos mantiene de un lugar a otro sin poder dedicarle el tiempo necesario a nuestro cuerpo, hace que frecuentemente reprimamos el deseo de la evacuación en el momento que lo sentimos. Esto puede alterar los mecanismos naturales y causar constipación.
  • Muchas veces se desconoce la importancia de enseñarle al niño a responder al deseo de la evacuación en el momento adecuado. Si en la infancia no se aprende a  incorporar el hábito de la evacuación voluntaria, puede favorecer a que en la adolescencia y/o adultez se padezca de constipación.

 
Alimentación inadecuada:

  • Dieta pobre en fibras: La escasa ingesta de vegetales, frutas y granos enteros que son la fuente principal de fibras en nuestra dieta, la alimentación hipergrasa (quesos, huevos y carne), las comidas rápidas y el alto consumo de postres empalagosos y golosinas azucaradas son causantes frecuentes de constipación.
  • Escasa ingesta de líquidos: El agua y los líquidos en general humectan el colon, generando un movimiento suave del intestino y aumentando el volumen de la materia fecal. La falta de hidratación genera heces más secas y difíciles de evacuar.

 
Falta de actividad física

  • El sedentarismo es también uno de los factores que pueden generar constipación. Más aún si la inactividad es permanente por alguna enfermedad que requiere reposo o provoca invalidez.
  • Padecer obesidad o sobrepeso que limitan la capacidad de movimiento y de hacer esfuerzo físico, también favorece la constipación.

 
Cambios de hábitos:

  • Muchas personas, especialmente las mujeres, padecen constipación cuando no disponen de un lugar agradable y limpio, como el baño de su casa, ni disponen de la comodidad y la tranquilidad necesaria para que se presente el reflejo evacuatorio.
  • También puede influir el stress que genera la modificación de hábitos de los fines de semana con respecto al resto de la semana; así como los cambios de ambiente y rutinas que se dan en las vacaciones cuando se cambia de ambiente y lugar.

 
Consumo de medicamentos constipantes:

Algunas drogas pueden producir constipación:
Analgésicos opiáceos (los analgésicos derivados de la morfina), analgésicos y antiinflamatorios no esteroides (medicamentos utilizados para aliviar el dolor), ansiolíticos, sedantes o hipnóticos (psicofármacos para el tratamiento de la ansiedad y la angustia), antiácidos derivados de sales de calcio o aluminio (algunos medicamentos para la acidez estomacal), antihistamínicos (medicamentos para tratar la alergia), diuréticos (fármacos para orinar más cantidad), antidepresivos (algunos de los fármacos para tratar la depresión),  antihipertensivos (medicamentos para bajar la presión arterial), hipolipemiantes (medicamentos utilizados para el tratamiento del colesterol elevado), antiespasmódicos (medicamentos para aliviar el dolor abdominal), antianémicos (medicamentos para tratar la anemia que contengan hierro),  antitusivos (medicamentos para tratar la tos),  bismuto (medicamento utilizado para tratar la diarrea), relajantes musculares (medicamentos que se utilizan para tratar la contractura), antiparkinsonianos (medicamentos para el tratamiento del Parkinson), antiepilépticos (fármacos para tratar la epilepsia), antiarrítmicos (fármacos para tratar las arritmias del corazón), medios de contraste radiológicos como el sulfato de bario (utilizados para los estudios contrastados del tubo digestivo), etc.
 

Si se está consumiendo algún fármaco que favorece la constipación, “no discontinúe el medicamento”, consulte a su médico para que le indique el tratamiento adecuado para evitar la constipación.
 

Enfermedades crónicas:
Algunas enfermedades crónicas o del aparato digestivo pueden ser la causa de constipación.

 

En algunos casos, sobre todo cuando la constipación se presenta abruptamente, cuando se alternan períodos de diarrea con períodos de constipación, cuando la materia fecal presenta sangre o cuando al mismo tiempo se está bajando de peso (sin realizar una dieta) la constipación puede ser síntoma de alguna enfermedad más seria.  Por ello, es recomendable consultar con su médico.
 

Debemos tener en cuenta que  el riesgo aumenta si varios de estos factores se dan a la vez, sobre todo en aquellas personas que tienen mayor predisposición a padecer constipación como: adultos mayores y mujeres.

Contacto

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje

captcha

Complete el código que ve arriba

×