Prevención

¿Cómo prevenirla?

La constipación puede prevenirse, ya que la causa de constipación más común es la práctica de hábitos higiénicos dietéticos no adecuados que favorecen este padecimiento.

 

Definiendo hábitos higiénicos como el conjunto de conocimientos y técnicas que aplican los individuos para mejorar la salud, mantenerla, y prevenir enfermedades. Y hábitos dietéticos como la pauta de alimentación diaria de una persona.
Ambos hábitos se construyen a partir del aprendizaje a través de las familias, las preferencias alimentarias y la cultura.

 

Si se logra incorporar desde la infancia un estilo de vida adecuado, que incluya una dieta equilibrada con una buena hidratación, evitar el sedentarismo realizando actividad física periódicamente, no fumar, ser ordenados y darnos el tiempo necesario para ir al baño, se habrá incorporado una conducta que se sostendrá a lo largo de la vida y ayudará prevenir la constipación.

 

Cuando las malas costumbres higiénicas dietéticas están incorporadas en un adulto, también se pueden cambiar. Sólo hay que poner en práctica algunos sencillos consejos que con el tiempo se volverán habituales, ayudarán a la salud en general y a la prevención de la constipación en particular.

 

En esta sección encontrarás algunas recomendaciones que te ayudarán a organizar tus hábitos para prevenir situaciones de constipación.

Contacto

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje

captcha

Complete el código que ve arriba

×